fbpx

Ana Fresia Fisioterapia Online

Ana Fresia fibromialgia y ejercicio

Ejercicio y fibromialgia ¿Compatibles?

La respuesta es un SÍ gigante, subrayado, en negrita, y resaltado con subrayador amarillo. No es que sean compatibles, es que hacer ejercicio para mejorar tu cuadro de fibromialgia es ¡¡muy necesario!! Hará que tus músculos y articulaciones se activen, y manden a tu cerebro señales procedentes de tu sistema sensorial que harán que tu umbral de sensibilidad sea más alto (que el dolor llegue un poco más tarde).

Eso sí, debes ir con cuidado. Como explico en el artículo en el que defino qué es la fibromialgia (enlace), tu cuerpo está sensibilizado: cualquier movimiento o golpe un poquito más brusco puede hacer que tus sistemas de alarma se disparen, haciendo que el dolor llame de nuevo a tu puerta.

Es normal que esto pueda suceder, y de hecho, ¡ocurrirá! Y no te enfades por favor si pasa. Dale a tu cuerpo una oportunidad, mímate… No está averiado, solo está reaccionando ante algo que cree que es una amenaza para protegerte. Y es un proceso que se puede mejorar.

Debes tener en cuenta, principalmente, tres cosas:

  1. Es una buena idea que busques tu punto de partida: ese nivel “base” en el que te encuentras cómoda con la actividad física que quieres realizar, y que sabes que no va a provocar en ti un repunte de dolor. Por ejemplo, si te gusta salir a andar, quizás sepas que andando un máximo de 15 min vas a mantener tu cuerpo a raya sin dolor.
  2. Haz una actividad física que te guste. ¡Algo con lo que disfrutes! De poco servirá irte a hacer natación si no te llevas demasiado bien con el agua, o caminar si eso de ponerte las zapas y echar a andar no es lo tuyo. Es súmamente importante que aquello que hagas te haga feliz. Es tu momento de desconexión y disfrute 🙂
  3. Planifica tu progresión: no busques mejorar de golpe. La paciencia es una virtud, y créeme, que convertirla en tu arma principal te hará llevar esto mucho mejor. Si comenzaste andando 15 minutos, date un par de días para subir a 17. Y otros dos días más para llegar a 20. Así, poco a poco, conseguirás ese control sobre tu cuerpo que queremos llegar a encontrar.

Al final esto es una cuestión de crear tu propio estilo de vida. A corto plazo, planificar un poco más tu agenda semanal te ayudará, controlando así todos esos factores que sabes que van a mantenerte sin dolor, y feliz: y beneficiarte de todas esas actividades que te hagan sentir bien. Si puedes, ponte a tope tu música favorita cada vez que hagas ejercicio, o comparte tu afición con gente positiva y que te haga reír, apuntándote a grupos de deporte que se adapten a tu ritmo. Y sobretodo, disfruta del camino 🙂

"

Ana Fresia

⚫️ FISIOTERAPEUTA COLEGIADA 41-7512

⚫️ CONFERENCIANTE

⚫️ CONSULTORA

Trata tu dolor desde casa. Yo tengo las herramientas necesarias para que lo hagas. Y tú también: solo que aún no sabes cómo utilizarlas.